¿Por qué no todos vemos bien?

Una explicación simple al complicado proceso de la visión sería: los rayos de luz penetran los ojos a través de la córnea, enfocados por el cristalino y después son absorbidos y convertidos en señales eléctricas que van al cerebro dónde son interpretadas como imágenes visuales. Como podemos darnos cuenta, dos de las partes más importantes del ojo humano son la córnea y el cristalino, ya que es precisamente a través de ellos donde se inicia el proceso visual. Por tanto, cuando alguno de estos falla, o existe alguna imperfección en su forma, se presenta un problema visual, es decir, la persona no ve bien.